top of page
  • Foto del escritorSofia Mendoza

5 métricas esenciales en logística de última milla

Actualizado: 19 oct 2022


Guía y sesión gratuita para el manejo de métricas de logística

Plantilla de gestión de métricas de última milla con ejemplos




Sesión de asesoría para mejorar tu logística






Tiempo estimado de lectura: 20 minutos


Actualmente, la logística de última milla se ha vuelto esencial para lograr que las empresas maximicen su utilidad neta, ya que no controlar correctamente la eficiencia en este proceso puede mermar hasta un 30% de las utilidades netas de cualquier negocio. Además, cada vez menos consumidores están dispuestos a pagar por el costo de envío asociado a su compra, lo cual obliga a las empresas a vigilar todos los costos asociados con la última milla.

Eficientar estos costos depende de 3 momentos cruciales:

  • La correcta planeación de las rutas del transporte de mercancías

  • Monitorear la ejecución de dicho plan y, finalmente,

  • El análisis de manera periódica de indicadores clave.

En este artículo se explican 5 métricas básicas de logística de última milla que se deben revisar de manera continua, pues el análisis de estos datos permitirá mejorar todos aquellos momentos del proceso que estén generando un costo innecesario.


Porcentaje de éxito de Entrega

Es la relación entre entregas realizadas con éxito y el total de entregas programadas. Por ejemplo, si se planean llevar a cabo 28 entregas y solo se logran 25, el porcentaje de entregas exitosas es de 89.2%. Se calcula de la siguiente forma:


Esta es una de las métricas más importantes de última milla debido a que cada entrega que no se logra hacer, debe de re-programarse. Esto genera un costo adicional, ya que trasladarse 2 o más veces a un mismo punto para realizar una misma entrega significa más tiempo en ruta para los conductores, más desgaste de los vehículos, más gasolina y, por lo tanto, un costo por entrega más alto.


Por otro lado, el no cumplir con la entrega de un cliente, resulta en una experiencia poco satisfactoria de compra, pues al no recibir su producto en el día acordado (ya sea porque no se encontraba en su domicilio o porque el conductor no llegó en el tiempo señalado), requerirá que el comprador contacte nuevamente a la empresa para acordar otro día de entrega.


Además, repetir este tipo de patrones constantemente, generará un cliente insatisfecho y, por ende, una alta probabilidad de no re-compra. Los clientes en este aspecto se han vuelto cada vez más demandantes, pues la mayoría de ellos prefiere entregas en tiempos convenientes que entregas más rápidas.


¿Cómo saber si tu porcentaje de entregas exitosas es sano? Recomendamos que este indicador siempre se mantenga igual o por encima de 92%, de lo contrario el costo por entrega aumentaría considerablemente y afectará tus utilidades netas.

Hora de inicio de ruta

No necesariamente la hora en la que llegan los conductores al almacén o sucursal, es la hora en la que iniciarán sus rutas. Sería lo ideal, pero no siempre sucede de esta forma, ya que la hora en la que comiencen sus rutas depende de muchos factores: que las entregas de cada ruta estén planeadas de forma ágil y acorde a las reglas de tu operación, que el almacén o tienda organice y etiquete a tiempo los productos que entregará el conductor o que el conductor cuente con toda la información o documentación necesaria antes de partir.


Hemos detectado que hay muy pocas operaciones que empiezan sus rutas en el horario que afirman que estas salen del almacén. Generalmente, detectamos un retraso de entre 30 y 60 minutos. Analizar este dato puede ayudarte a detectar oportunidades tales como:

  • Días de la semana en los que se empieza más tarde de lo habitual. Por ejemplo, detectamos que, en algunas empresas, las rutas inician más tarde los sábados ya que no hay un monitoreo constante de operaciones en fin de semana.

  • En temporadas altas se comienza más tarde la ruta, porque en almacén no se anticipa el acomodo de entregas masivas y esto genera retrasos en el resto del proceso. Esto puede afectar otras métricas, como el porcentaje de éxito de entrega.

  • Conductores que inician más tarde su ruta. El comparar las métricas de los conductores entre sí puede ayudarte a detectar aquellos con un desempeño por debajo del promedio, empezando por el retraso en el inicio de ruta.


Promedio de paradas por hora

Al momento de planificar las entregas, se asigna la cantidad de paradas que se harán en cada vehículo. En cuanto la operación, inicie la ruta se debe verificar cuántas paradas en promedio está realizando cada conductor por cada hora transcurrida en el trayecto con el fin de medir la eficiencia de cada operador.


Por ejemplo, en el trayecto completo de 8 horas, se hacen un total de 16 paradas. Por lo que en este caso el repartidor hace 2 paradas por hora.


En promedio hemos detectado que se deberían realizar 1.5 paradas por hora por cada ruta, si las entregas son dispersas entre sí. En cambio, si las entregas se encuentran cercanas entre sí, deberían ser 3 paradas por hora; sin embargo, existen otros factores por los que se realizan un menor número, como averías en el vehículo, tráfico inusual, ineficiencias en ruta, mayor tiempo de entrega al establecido, incluso el tipo de industria (existen compañías cuyo tiempo de entrega es mayor a 10 minutos, pues sus procedimientos para recibir un pedido son más exhaustivos).


Analizar esta métrica por conductor, puede ayudar a detectar buenas prácticas que eficienten tu operación diaria y es importante detectar desde un inicio cuántas paradas por hora se son las acordes a tu negocio, pues esta métrica ayudará no solo a planear las rutas sino también a estimar correctamente los costos de última milla.


Tiempo de Servicio Promedio

Es el tiempo promedio que le toma a un conductor en realizar una entrega, es decir, desde que el conductor baja del vehículo, realiza la entrega correspondiente y vuelve a subir al vehículo. Para entender los tiempos de espera por parada, hay que tomar en cuenta la naturaleza del producto a entregar así como los protocolos de entrega de la empresa y del cliente final.


Por ejemplo, se calcula el tiempo en el que se lleva a cabo un servicio durante la semana, monitoreando el tiempo que le lleva a cada conductor realizar sus entregas correspondientes. Por lo tanto, bastará con sacar el promedio de estos datos para saber el Tiempo de Servicio Promedio del período


El tiempo de entrega promedio en la última milla se encuentra entre 6 y 15 minutos, dependiendo de los factores arriba mencionados. Por ejemplo, si tu empresa realiza entregas de materiales voluminosos o muchos productos en una sola parada, es probable que el tiempo de entrega sea mayor. Si tu protocolo de entregas está bien establecido y el producto no requiere demasiado esfuerzo de entrega (poco voluminoso, fácil de manejar, bien empaquetado e identificado), a tus conductores les tomará entre 6 y 10 minutos cada entrega.


Sin embargo, es importante medir constantemente el tiempo que le tomar a los conductores realizar cada entrega, ya que casi siempre se contempla más tiempo del necesario en esta actividad, es decir, la mayoría de las ocasiones esta métrica es sobre estimada. Tener correctamente calculada este promedio es esencial para la planeación de las rutas, pues si consideras más tiempo del debido, le quitaría eficiencia a la ruta creada (se le asignarán menos paradas de las debidas a cada unidad) o, en el caso contrario, si se considera menos tiempo del debido afectarás el porcentaje de éxito de entrega.


Tiempo de arranque (Stem Out)

Es el tiempo que le toma a los conductores realizar la primera entrega, desde que sale de la sucursal o almacén hasta el primer punto asignado en la ruta. De esta manera sabremos si cada uno de los repartidores está utilizando el tiempo de arranque de manera eficiente.

Si un conductor se toma 90 minutos en hacer la primera entrega y el tiempo estimado de entrega era de 20 minutos, hay que verificar en donde se encuentra la ineficiencia y corregir lo antes posible para que esto no afecte el promedio de paradas realizadas por hora, el porcentaje de éxito de entrega y, por lo tanto, los costos de última milla.


Recomendamos que este indicador lo verifiques por conductor, así como por día de la semana, para detectar patrones y outliers.



Finalmente, las métricas de logística de última milla tienen como objetivo encontrar los puntos de mejora y solucionarlos lo antes posible. Esto ayudará a largo plazo a disminuir tiempos, costos e, incluso, mejorar la satisfacción del cliente.


Este análisis está orientado a cumplir los objetivos de rentabilidad de cualquier empresa; sin embargo, contar con estas métricas de forma rápida y eficiente te permitirá tomar decisiones que permitan eficientar tus costos logísticos. En ruta 99, puedes contar con estas métricas de forma rápida y sencilla, en tiempo real así como con datos históricos ya que nuestro objetivo es simplificar tu trabajo ofreciéndote una herramienta que te ayudará a sacar el máximo partido a tu flotilla y a maximizar su eficiencia.


Empieza a trabajar en tus métricas con la siguiente plantilla, con el fin de optimizar las ganancias de tu negocio.


Plantillas de gestión de métricas de última milla



161 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page